Investigadores Aforest publican paper acerca del desarrollo tecnológico de comunidades andinas prehispánicas en Pampa Iluga
8 de enero de 2024

Los investigadores Aforest Magdalena García, Alejandra Vidal, Valentina Mandakovic y Mauricio Uribe, acaban de publicar el artículo Pampa Iluga. Tecnología, trabajo y persistencia de un paisaje agrícola prehispánico en el desierto de Atacama (50 AC-1800 DC). A partir de una metodología que combina arqueología, relatos etnográficos y análisis espaciales, esta publicación busca aportar a la reconstrucción del paisaje agrícola andino de Pampa Iluga, donde los acondicionamientos agrohidráulicos se extienden por una superficie aproximada de 10 mil hectáreas, al interior del cual se encuentra el sitio arqueológico Iluga Túmulos. Estos acondicionamientos se definen como dispositivos tecnológicos que refieren a toda la diversidad de infraestructura existente para el cultivo y riego, tanto a pequeña como a gran escala. Sus formas de construcción, así como el diseño de las redes de riego dan cuenta de las condiciones sociales y las instituciones locales bajo las cuales tomó forma el trabajo campesino. Estos acondicionamientos permitieron a las comunidades manejar este espacio, sorteando la hiperaridez y la marcada estacionalidad del agua que naturalmente existe en esta región. También, documentar estas tecnologías, así como las formas locales de gestión del agua y organización del trabajo, representa una forma de validación y visibilización del conocimiento tradicional, en tanto alternativa para la restauración ecológica en un contexto actual de sequía exacerbada por la industrialización y el cambio climático.

En la publicación se discute críticamente la relación directa y absoluta que se ha establecido en los Andes entre desarrollo agrohidráulico, complejidad social y poder centralizado, a partir del levantamiento de evidencias arqueológicas y etnográficas relacionadas con los acondicionamientos agrícolas e hidráulicos que se preservan en Pampa Iluga (Tarapacá, Chile), particularmente en torno al sitio Iluga Túmulos. El análisis realizado trae al presente una memoria material e histórica que desafía la visión clásica que ha subestimado el rol del trabajo corporativo y las organizaciones comunitarias descentralizadas; y que es más bien concordante con las perspectivas actuales que las consideran agentes de cambio capaces de desarrollar proyectos agrícolas propios, como en las tierras bajas e hiperáridas de Atacama, de gran envergadura y larga duración. Complementariamente, estas memorias permiten relevar la dimensión ontológica de esa agricultura indígena, otorgando agencia a otras entidades no humanas con quienes los humanos trabajan de forma coordinada y entrelazada en la construcción de este paisaje tarapaqueño. Ello configura un intrincado ensamblaje socio-natural y temporal, donde resulta infructuoso intentar separar la naturaleza de la cultura.

Las prácticas tecnológicas andinas son comprendidas como procesos de larga duración, modelados a partir de relaciones particulares entre ecología, economía, tecnologías hidráulicas, grupos sociopolíticos y múltiples niveles de toma de decisión. Destacan por su capacidad para coordinar y sincronizar, en tiempo y espacio, tareas complementarias muy diversas, a partir de labores colectivas descentralizadas y centralizadas. Instituciones preincaicas como la mit’a o mink’a y mecanismos de redistribución y reciprocidad o ayni, tuvieron un rol fundamental en la materialización de los proyectos agro-hidráulicos prehispánicos y la movilización de la fuerza de trabajo a gran escala.

https://revistanortegrande.uc.cl/index.php/RGNG/article/view/43405/54615